Radio: Creciendo en Cristo

Radio: Creciendo en Cristo
Haz clic en la foto para escuchar

Radio Restauración familiar

¡Gracias a Nuestro amado Dios por su gran misericordia, porque a pesar de toda lucha y prueba hay esperanza y un nuevo comienzo en El.!

viernes, 20 de febrero de 2015

El Dios que restaura


Ezequiel 36:25-

25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.
26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

-Por nuestras fuerzas nunca agradaremos  al Señor
-         Dios tiene que sacar la dureza de nuestro interior y hacer vidas nuevas
-         Solo por su Espíritu
-         Dios quiere niños en su presencia.
-         El ama el perdón,
-          

2 Corintios 3:2-

Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres;
siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra,(A) sino en tablas de carne del corazón.
Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios;
-Somos un ejemplo al mundo
-somos el evangelio vivo
somos cartas abiertas y el mundo nos lee
la piedra no reacciona a la palabra
la carne se duele, y se resiente

Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.

-Hay que sacar lo viejo, lo caduco y darle paso a la vida
-La conversión es diaria, es continua, no te pares
-Pablo decía, cada día muero.

1 Corintios 15:30-32

30 ¿Y por qué nosotros peligramos a toda hora?
31 Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero.
Desintoxícate, saca el veneno de la serpiente, solo por su Espíritu
El veneno coagula la sangre, el pecado mata la vida de Dios.


La misericordia de Jehová

12 Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertios a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento.
13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertios a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.
14 ¿Quién sabe si volverá y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación para Jehová vuestro Dios?
15 Tocad trompeta en Sion, proclamad ayuno, convocad asamblea.
16 Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que maman, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la
novia. ...
Dios quiere restaurar todas las cosas, y hacernos de bendición.

Tenemos que ir al rio de Dios, al agua de vida, a la experiencia, a la revelación de Dios
Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.

Ezequiel 47:8-10Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Y me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, y descenderán al Arabá, y entrarán en el mar; y entradas en el mar, recibirán sanidad las aguas.
Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río.
10 Y junto a él estarán los pescadores, y desde En-gadi hasta En-eglaim será su tendedero de redes; y por sus especies serán los peces tan numerosos como los peces del Mar Grande.



Oseas 14

Súplica a Israel para que vuelva a Jehová

14  Vuelve, oh Israel, a Jehová tu Dios; porque por tu pecado has caído.
Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios.
No nos librará el asirio; no montaremos en caballos, ni nunca más diremos a la obra de nuestras manos: Dioses nuestros; porque en ti el huérfano alcanzará misericordia.
Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos.
Yo seré a Israel como rocío; él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano.
Se extenderán sus ramas, y será su gloria como la del olivo, y perfumará como el Líbano.
Volverán y se sentarán bajo su sombra; serán vivificados como trigo, y florecerán como la vid; su olor será como de vino del Líbano.

-El Señor nos extiende su mano , nos lleva al arrepentimiento,
-Dios es Dios de segundas oportunidades.
El hijo prodigo, 70 veces siete nos manda perdonar, si así nos manda Dios que no hará el Señor, para siempre es su misericordia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.